Por fin comenzó la liga municipal y por vez primera nuestra escuela formó parte en ella.

En esta primera jornada debutaron nuestros compañeros de la categoría alevín y para ser la primera vez que salen a competir las sensaciones fueron muy buenas.

Los nervios se les notaba, hablaban muy poco o demasiado según la forma de reaccionar de cada uno y no paraban de moverse y preguntar esas dudas de última hora que a todos nos surgen cuando nos enfrentamos a un tribunal.

Lo mejor que fueron creciendo en cada ronda, y su segundo kata fue mucho mejor que el primero.

La organización fue muy buena y todo marchó sin incidencia alguna.

Espero que se animen más alumnos, es una bonita experiencia para los pequeños y no tan pequeños.

Anuncios