Etiquetas

, ,

Os dejo un artículo escrito por el maestro Carlos Fernández. Amigo y miembro de Dento Shito Ryu España.

Puedes acceder al artículo original pinchando aquí

El Karate es una de las disciplinas que puede contribuir mas en el proceso de formación del niño, ya que desarrolla tanto su estado físico como emocional, mejorando de manera considerable su rendimiento escolar y su relacion con los que le rodean.

Su práctica ejercita la concentración creando hábitos que le ayudarán en sus estudios y en el trabajo. Genera el respeto y la educación, haciédole más comprensivo hacia los otros, creando actitudes positivas ante la sociedad.
Da confianza y seguridad haciédole sentir más seguro de sus posibilidades en diferentes soluciones de la vida cotidiana. Lo mantendrá en forma dando a su cuerpo la flexibilidad y los estímulos que mejoran su estado físico, reflejos y motricidad que favorecerán su desarrollo.

A menudo, tanto padres como entrenadores, nos fijamos en el aspecto socio deportivo del Karate olvidando en parte el aspecto educativo motor.

Por esto pretendemos desde estas líneas hacer una breve exposición, de la relación que existe entre, el movimiento como forma de comunicación y el aprendizaje.

A los aspectos positivos de la competición (motivación, seguridad en sí mismo, decisión, etc.) hemos de añadir otros elementos.

Diversos estudios muestran la relación que hay entre el movimiento y el equilibrio de la personalidad. Al observar las técnicas de los katas es fácil encontrar situaciones en las que se ejercitan todo tipo de habilidades motoras, (coordinación, equilibrio, agilidad, etc.) los ejercicios por parejas requieren el perfecto control de los conductos perceptivos (sincronización, ritmo, etc.)

Es por todo esto y por el esfuerzo de los entrenadores de nuestra escuela de Karate que frecuentemente vemos niños que pasan de ser tímidos, agresivos o poco sociables, a ser niños que encuentran en el diálogo corporal que es el Karate, la forma de conocerse a sí mismos, de canalizar su energía y de integrarse en el mundo que les rodea.

No queremos acabar sin felicitar a todos los entrenadores y padres que día a día se esfuerzan por comprender y mejorar la calidad de la educación de los más pequeños.

Anuncios